Flor de Sanctus 2012

Flor de Sanctus 2012 es un vino elaborado con uvas de la variedad tempranillo procedentes de viñedos propios.Color rojo picota con ribetes púrpura. Brillante. Intensidad de aromas frutales y florales. Agradable paso en boca, sabores francos y envolventes. Largo final.

Más detalles

Flor de Sanctus
Tempranillo
Bodegas Alonso Angulo
D.O. Arlanza

11,00 €

Ficha técnica

MarcaFlor de Sanctus
EnvejecimientoCrianza
Añada2012
VariedadTempranillo
Graduación alcohólica14º
Volumen botella0.75 l
OrigenCastrillo Solarana (Burgos)
EnólogoSoraya Alonso Angulo
Producción3.700 botellas
Viñedosviñedos propios en una altitud superior a 900 m.
Fermentación alcohólicala uva hizo una maceración prefermentativa en frío durante 4 días, fermentando posteriormente a 24 grados, con una maceración posterior de 10 días con bazuqueos.
Fermentación malolácticafermentación maloláctica en barricas de 225 litros de roble francés (85%) y americano (15%) de tostado suave, donde permaneció durante 8 meses, con batonages periódicos para poner las lías en suspensión.
Crianza en barricaCrianza en barrica de 8 meses

Más

Flor de Sanctus 2012

VENDIMIA: Tercera semana de Octubre. Se realiza de forma manual, en cajas de 25 kg de capacidad y con selección de uva en el propio viñedo, según maduración, grado y estado sanitario. El Otoño suele ser seco y de temperatura media idónea para la maduración final de las uvas, lo cual permite excelente vendimia. El grado probable en torno a 13,8º.

PROCESO DE FERMENTACIÓN:

Fermentación alcohólica en depósitos de acero inoxidable de 15.000 litros a temperatura de 25ºC y con una maceración de aproximadamente 25 días.

Fermentación  maloláctica espontánea a continuación de la alcohólica, durante unos 15 días.

NOTAS DE CATA:

intenso color rojo picota, limpio, que presenta lágrimas en la copa y ribetes púrpura-violáceos brillantes.

Complejidad en nariz. Desprende toda una verbena de frutas bien maduras y con una fuerte intensidad. Aromas primarios desarrollados, varietales, florales y expresivos, propios de un tinto roble en el que se detecta suavemente su paso por barrica

En la boca es muy grande, sabroso, envolvente. Las sensaciones se corresponden con sabores francos, de agradable paso por  el paladar en el que podemos distinguir distintos sabores de un vino evolucionado y redondo, ligeramente astringente con discreta persistencia en paladar.

Deja un buen recuerdo e incita a un nuevo trago.

 

Vino recomendado por el Hotel-Balneario de La Hermida (Cantabria)